La conferencia internacional sobre la naturaleza que se inaugura hoy, 3 de septiembre de 2021, en Marsella, es el tema principal de muchos periódicos franceses. Inundaciones históricas, sequías, enormes incendios forestales… El «colapso» de los ecosistemas amenaza la economía mundial. Esta es la obsesión que impregna la conferencia de la UICN, la organización más prestigiosa en el ámbito medioambiental.

Le Monde publicó el siguiente titular: «Biodiversidad: una conferencia para limitar los desastres». El diario católico La Croix publicó el siguiente titular: «La biodiversidad, un bien vivo». El periódico de derechas Le Figaro también mencionó «Una conferencia en Marsella para salvar la naturaleza». El periódico económico Les Echos dedicó numerosos artículos al tema, con el perfil principal: «Biodiversidad: gobiernos y organizaciones no gubernamentales en el mismo frente».

Tres historias clave detrás del término «Biodiversidad
La Conferencia Internacional sobre la Naturaleza, organizada cada cuatro años por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) (aplazada un año debido a la pandemia), tiene como tema principal la «Biodiversidad». La «Biodiversidad» trata principalmente de los esfuerzos para proteger el futuro de la flora y la fauna que están en peligro de extinción, con cerca de un millón de especies extinguidas en las últimas décadas.

Según La Croix, detrás de este término un tanto abstracto y especializado se esconden órdenes de actuación urgentes, «tres cuestiones de vital importancia» para la humanidad: el clima, la salud y la alimentación.

Los ecosistemas naturales no sólo son valiosos «sumideros de almacenamiento de carbono» que contribuyen a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero que calientan la Tierra, sino que «los ecosistemas naturales (…) son la solución necesaria a los desafíos climáticos», ayudando a las sociedades humanas a adaptarse mejor al cambio climático, como subrayó la Presidencia francesa. La protección de la biodiversidad, la protección de la fauna y la protección de los bosques significa también prevenir la aparición de numerosas enfermedades infecciosas y pandemias, de las cuales la pandemia Covid-19 causada por el virus corona SARS-CoV-2 es un ejemplo. Hasta el 75% de las enfermedades infecciosas que atacan a la sociedad humana son de origen animal. La protección de la biodiversidad también supone una importante contribución a la seguridad alimentaria mundial, donde hasta mil millones de personas pasan hambre constantemente.

Para ver el artículo:

https://www.rfi.fr/vi/%C4%91i%E1%BB%83m-b%C3%A1o/20210903-hoi-nghi-quoc-te-o-marseilles-ai-tra-tien-de-bao-ve-thien-nhien

Lea más sobre el tema aquí:

http://www.vietnamdaily.com/?c=article&p=125332

Los comentarios están cerrados.

Internacional
Archivo
Share This