Para avanzar en la conservación de la naturaleza, en la UICN renovamos regularmente nuestros enfoques hacia un mundo cambiante, en el cual surgen nuevos problemas o adquieren mayor protagonismo, así como aparecen nuevas posibilidad de acción. Nuestros conceptos son revisados y nuestras prácticas son mejoradas de acuerdo con los últimos conocimientos científicos. La UICN desempeña un papel importante en éste ámbito a través de su red mundial que permite compartir conocimientos especializados e intercambiar soluciones para proteger, restaurar o gestionar de manera sostenible la naturaleza.

Del mismo modo, debemos renovar periódicamente nuestro enfoque ético de la conservación de la naturaleza. A menudo atrapados en la inmediatez para responder a emergencias de la degradación de la naturaleza, no nos tomamos el tiempo de redefinir nuestra visión y nuestros valores; ni tampoco de reafirmarlos. Porque esta crisis de erosión de la biodiversidad que vive actualmente el planeta, es ante todo una crisis de la relación de la humanidad con los seres vivos, de los cuales ella misma hace parte, y de cuya crisis es la responsable.

Entonces, ¿Cuáles son nuestros valores y nuestra visión, y cómo pueden éstos ser una guía para la acción? Este es el ejercicio en el que ha estado trabajando el grupo de “ética en acción” dirigido por Patrick Blandin y Damien Marage, a quienes agradezco calurosamente. Tuve la oportunidad de participar en sus trabajos y en su seminario en Labaume y estoy convencida de que este texto ético es fundamental para el futuro de la UICN.

El grupo se basó en los trabajos realizados por la UICN desde su fundación en 1948 en Fontanaibleu, y en la propuesta del Comité Francés de la UICN de relanzar un trabajo sobre la visión ética de la UICN, la cual fue aprobada en 2004 por el Congreso Mundial de la Naturaleza y se convirtió en la Iniciativa de Ética de la Biosfera en 2010. Pero desde entonces, la crisis se ha intensificado y es más urgente que nunca pedir cambios profundos: debemos pensar de forma diferente nuestra manera de interactuar con los seres vivos, y por tanto, la forma en que vivimos en la Tierra. 

Con motivo del Congreso Mundial de la Naturaleza de la UICN que se celebra en Francia en 2021, hemos querido resaltar la visión ética del Comité Francés de la UICN y darla a conocer a los demás miembros de la UICN de todo el mundo, además de nuestras recomendaciones sobre diferentes desafíos mundiales de la biodiversidad. Los invito a descubrir nuestro manifiesto “El futuro del mundo vivo- nuestros valores para la acción” y a inspirarse en él para sus estrategias y actividades.

Museo Nacional de Historia Natural en la presentación oficial de La Iniciativa de Ética de la Biosfera, 17 de Febrero de 2010, en presencia de Ashok Khosla, Presidente de la UICN, y Julia Marton-Lefèvre, Directora General.

En presencia de Sébastien Moncorps, Patrick Blandin y François Le torneux.

Julia Marton-Lefèvre, Sheila Abed, Presidenta de la WCEL (Paraguay, que llegó a ser Ministra de Justicia de su país), Kathryn Kintzele, Copresidenta de la IEB (EE.UU), Ashok Khosla, Karla Matos, Copresidenta de la IEB (Brasil), Razeena Omar, Copresidente de la IEB (Sudáfrica), Patrick Blandin, Copresidente de la IEB (Francia)

Los comentarios están cerrados.

Internacional
Archivo
Share This